A veces me hago la dormida

Primero: adoro a mi hija

Segundo: adoro a mi hija

Tercero: adoro a mi hija

[…]

Punto dos mil quinientos: adoro dormir.

Y cuando llevo tres noches seguidas siendo yo la que se levanta a oscuras, no encuentra las zapatillas, cruzo la sala, entro en su habitación, le pongo el chupete y vuelvo a oír silencio…definitivamente no puedo más. Necesito dormir.

Ahí es, cuando disimuladamente le doy una patada al marido que duerme plácidamente a mi lado porque no se entera, y sin hacer nada más, hago que duermo.

¿Egoísta?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s